¿Por qué crear una comunidad es más importante que hacer networking?

 
Porquécrearunacomunidadesmásimportantequehacernetworking.jpg

Con motivo del lanzamiento de nuestra comunidad — “Emprendedor Digital - Escala tu Negocio de forma Divertida” reflexionamos sobre lo que significa crear una comunidad y cuáles deben ser los objetivos para que ésta no sólo funcione sino que crezca. Aprende con nosotros y ayúdanos a crecer contigo.

“Deja de hacer networking y construye relaciones que importan”.

Desde el momento en el que entramos en el mundo profesional nos empiezan a meter en la cabeza que debemos hacer crecer nuestra red de contactos. Tenemos que buscar visibilidad y conectar con otros profesionales que nos puedan ayudar a avanzar en nuestra carrera. A pesar de que el concepto no es equivocado, en muchas ocasiones la ejecución de esta idea si que lo es.

Hacer networking no es una cosa mala en sí misma, ayuda a crecer nuestros proyectos y nuestra marca personal. El problema viene cuando nuestra estrategia parte de un interés unilateral, una mentalidad que implica “sacar algo” de la persona a la que contactamos. En este caso, nuestro acto se convierte en una mera acción de venderse a uno mismo más que una acción para genera de valor.

Comienza con tomar conciencia de ti mismo

Antes de empezar a formar una comunidad tienes que “entenderte a ti mismo”, antes de poder conocer realmente a otras personas y poder construir una relación significativa con ellas tienes que entender qué tipo de persona eres tú y qué formas de crear conexiones son más afines a tu personalidad.

Algunos factores como ser extrovertido o introvertido afectarán sin ningún tipo de duda a tu planteamiento a la hora de crear una comunidad.

En mi caso, soy consciente de que mi fuerte es la comunicación en grupos pequeños. Intento hacer networking durante un almuerzo o una cena y sobre todo cuando me encuentro desempeñando un objetivo como un viaje de negocios. En estos casos tengo una causa, un propósito, información valiosa con la que poder iniciar una conversación y romper el hielo. Esto me da la oportunidad de conocer a gente y conectar con ellos de una forma cómoda. Hacerlo bien genera impacto en tu carrera profesional, te lo garantizo.

Reestructura el patrón de tu mente

A nadie le gustan los “networkers profesionales”, en este caso no te ofrecemos trucos ni estrategias. Estas ideas encorsetadas destruyen.

En vez de eso, construir una comunidad y hacerla crecer requiere un “cambio absoluto de mentalidad”. No es algo que se pueda aprender de la noche a la mañana, el éxito en esta materia no se consigue aplicando un programa de cinco pasos. Tienes que enfocarte en crear conexiones que realmente generen valor y no necesariamente valor monetario.

Una vez que estés cómodo en tu propia piel, puedes salir y formar una comunidad que funcione para conseguir tus objetivos. Esto significa crear una comunidad que te ayude a tener éxito, una comunidad que te ayude a ayudar a los demás a tener ese mismo éxito que disfrutarás. Son esas relaciones beneficiosas para ambas partes la que generan que tus conexiones se conviertan en una comunidad.

No confundas tecnología con “comunidad”

En este mundo en el que vivimos,  todos estamos conectados constantemente. Si bien la tecnología parece beneficiosa en términos de crear “comunidad” en muchos caso puede ser perjudicial. En mi caso, nunca voy sin mi móvil, de aquí a hace unos años decidí que quería olvidarme de las redes sociales pero esto es algo imposible. Están tan ligadas a todos los aspectos de nuestra vida que te pasas el día pendiente de ver cómo evolucionan tus redes sociales. Los likes que tienes, las historias de los demás... lo haces porque de forma inconsciente comparas, evalúas tu interacción con los demás y quieres verificar el impacto que generas en tu comunidad.

Este tipo de métricas son irreales y no tienen mucho significado cuando queremos identificar y hacer crecer nuestra comunidad. La gente confunde la acción de estar comunicado con la de ser un conector, piensan que han construido algo pero en realidad no lo han hecho. La tecnología debería ayudarnos a ampliar la visibilidad de nuestra comunidad pero no ser la comunidad. Puedes crear relaciones significativas online utilizando estas herramientas, pero debes hacer especial hincapié en generar valor.

Generar beneficios de tu trabajo no es malo!!

En el mundo de la creación de comunidad, da la sensación que crear beneficio de tu comunidad es algo negativo.

Esto no debería ser el caso, no deberías sentirte culpable por buscar la forma de rentabilizar tu trabajo.

Crear una comunidad implica tiempo y esfuerzo, todos necesitamos sacar algo de las relaciones en las que invertimos, ya siendo oportunidad o encontrar compañía en el camino, tiene que haber algún tipo de beneficio mutuo para ambas partes. Muchos de los que construyen una comunidad fracasan porque piensan en cómo se están beneficiando por hacer este trabajo.

Habiendo dicho esto, esforzarse por obtener ventajas no significa que recurras a los hábitos estereotipados de los que hacen “networking profesional”. Sé un súper conector, no tengas una mentalidad transaccional enfócate en intercambiar valor.

Cuando conozco personas nuevas, no pienso de forma inmediata de qué forma me pueden ayudar ellos, en vez de eso, intento crear lazos para construir una relación, una comunidad, la idea de que cuando se presente la oportunidad tenemos a alguien que nos pueda echar un cable.

Articulo relacionado: Cómo crear una comunidad con Facebook (estamos trabajando para traerte este contenido).

No es una afirmación nueva decir que “tu red de contactos es tu valor neto” pero cómo de fuerte sean esas relaciones lo verdaderamente crucial para tener éxito. Lo que marca la diferencia es: ¿está la gente dispuesta a ayudarte cuando llegue el momento? Este es el momento crucial para saber cómo de fuerte tu comunidad es.

¿Eres un súper conector? ¿Cómo te ha ayudado tu comunidad a encontrar el éxito? Comparte tu historia con nosotros a continuación en la sección comentarios.